sábado, 22 de octubre de 2011

Una ciudad textil que intenta cambiar a la India



Cuando los compradores extranjeros visitan las fábricas de ropa de Sri Lanka, quedan sorprendidos por los estándares con los que éstas cumplen con sus obligaciones a sus empleados. En el pasado, estas fábricas de vestimentas eran centros de explotación laboral como los de Hong Kong y China, con baños sombríos e insalubres. Hoy se han transformado incorporando cajeros automáticos y proporcionando alojamiento a los trabajadores.

Estados Unidos es el mayor comprador de productos de Sri Lanka, al concentrar 58 por ciento del total de sus exportaciones, seguido de la Unión Europea, que se queda con alrededor de 37 por ciento.
Brandix Lanka Ltd. que opera el complejo fabril Apparel City, en la ciudad de Visakhapatnam,
donde se producen desde botones hasta calzoncillos emplea a casi 10.000 personas. Alberga varias compañías —algunas socias de Brandix y otras independientes— y se encamina a emplear a 60.000 trabajadores, lo cual convertiría la operación en una de las mayores de su naturaleza en India.