domingo, 18 de diciembre de 2011

Se hace mucho por la evasión, pero poco por la corrupción.


video

Cuando hacía pocos días que se celebraba el Día internacional contra la Corrupción –el 9 de diciembre- un hombre del norte de India fue noticia en todo el mundo por arrojar 40 serpientes en el piso de la oficina de impuestos local, enojado al parecer porque le pidieron que pagara sobornos a funcionarios locales por una asignación de tierras.
Las personas utilizan los medios que tienen a su alcance para pronunciarse contra la corrupción que agobia su vida cotidiana, que en el mundo en desarrollo su costo puede tener un precio muy alto.
Se estima que cada año los países en desarrollo pierden entre US$20.000 millones a US$40.000 millones debido a la corrupción y que miles de millones de dólares se esconden en refugios seguros en el extranjero. 

Es una cantidad asombrosa si se considera que con US$100 millones se pagaría la inmunización completa de 4 millones de niños. Del mismo modo debe preocupar el dinero perdido en el terreno en los países, por ejemplo, los bienes y servicios que se prometen y nunca se concretan y los contratos artificialmente altos que solo sirven para llenar los bolsillos de funcionarios corruptos, haciendo que los ciudadanos paguen el precio.
Fuente: Banco Mundial.-