viernes, 23 de noviembre de 2012

Siria: La destrucción de las construcciones medievales


En el casco antiguo de la Ciudad de Alepo se encuentra el santuario principal, la Gran Mezquita de Alepo, construida en el siglo VIII durante la época de los Omeyas. 

Los ciudadanos que viven cerca de esa mezquita no abandonan sus casas y tratan de defender de cualquier manera la mezquita principal de los insurgentes que ya dañaron el recinto. 


Los militantes destruyeron parcialmente las paredes del antiguo edificio y quemaron la entrada. Además la saquearon por dentro, -concretamente la tumba del profeta Zakarías, el padre de Juan el Bautista- y robaron las piezas más valiosas, como fragmentos de ropa y el pelo del profeta Mahoma.